Suite El Ángel Vive

Suite-El-Ángel-Vive

La Suite “El Ángel Vive” es la primera obra musical compuesta en homenaje al gran músico argentino Astor Piazzolla. Fue estrenada en noviembre de 2010 en el Teatro Coliseo de Buenos Aires y ha sido grabada en el álbum homónimo editado oportunamente.

La obra consta de seis partes que relatan la vida musical del compositor argentino.

  1. “Pichuco”
  2. “Nadia”
  3. “Sueño Tango”
  4. “Lo que Vino”
  5. “Agitación”
  6. “El Ángel Vive”

Cada una de las partes mencionadas hace referencia a la relación de Astor Piazzolla con cada una de estas personas y/o situaciones de su vida musical.

Resumen argumental de las diferentes partes que forman la Suite

1.“Pichuco”

Piazzolla ingresa como bandoneonista a la orquesta de Aníbal Troilo “Pichuco”, y luego, además, se convierte en su arreglador musical. 

Es un joven músico lleno de ímpetu y de una enorme capacidad creativa. 

Esta primera parte de la obra relata la confrontación de estilos entre ambos compositores y el deseo de Piazzolla de mostrar toda su capacidad musical ante “Pichuco”, haciendo arreglos cada vez más elaborados musicalmente. Troilo se resiste a este nuevo estilo que Piazzolla propone para su orquesta e intenta preservar la impronta musical que lo ha identificado, lo que lleva a un duelo de estilos que se refleja en el devenir de la composición.

2.“Nadia”

Piazzolla abandona temporalmente al Tango y viaja a Europa para perfeccionarse en sus estudios musicales en composición con la destacada maestra “Nadia” Boulanger. 

Luego de un tiempo de trabajo “Nadia” nota que Piazzolla es un músico de enorme talento para la composición, pero que le falta esencia a su música. En tal sentido le pregunta qué trabajos musicales hacía habitualmente en Buenos Aires. Piazzolla siente reparo en contarle que tocaba Tango y que su instrumento era el Bandoneón, pero finalmente lo hace. 

La Maestra le pide que le toque alguna de sus composiciones. Piazzolla lo hace y le muestra su obra “Triunfal”. “Nadia” se sorprende de la calidad de la composición y sobre todo de su impronta musical y entonces le brinda el conocido consejo que llevaría nuevamente a Piazzolla a escribir su música, le dijo: “Astor…no pierda nunca su esencia”.

Esta parte de la Suite “El Ángel Vive” transita esta combinación entre la música académica y la esencia de la obra Piazzolleana. Es una mixtura de estilos diferentes pero que luego logran fusionarse en uno nuevo, que es el que Piazzolla marcó con su música para las futuras generaciones.

3.“Sueño Tango”

La música de esta tercera parte de la Suite, se centra en la nostalgia que comienza a sentir Piazzolla por haber abandonado su estilo. 

Un Adagio como comienzo de la pieza muestra esta añoranza y la tristeza que ella le provoca. 

La segunda parte de la composición marca la decisión de Piazzolla de volver a su mística compositora y explotar al máximo sus posibilidades. Un andante marcato muy tangueado y rítmicamente en su característico 3-3-2,  irá señalando este regreso del compositor a su Amor, el Tango, su Tango.

4.“Lo que vino”

Esta parte de la Suite ha sido escrita en conmemoración del legendario tema musical de Piazzolla, “Lo que vendrá”. En él Piazzolla anticipaba lo que se venía; el estilo inconfundible de su música que revolucionaría todo el Tango. 

“Lo que Vino” es un relato musical de ese cambio producido en la música argentina a partir del surco que Piazzolla marcó para todas las generaciones futuras.

5.“Agitación”

Esta obra musical es una Fuga que luego desemboca en un tema principal que relata la “agitación” en el medio musical y artístico que la revolución Piazzolleana provocó.

Se trata de una música de mucha intensidad sonora, con una compleja armonía que acompaña una punzante melodía, ambas reflejando el estilo de composición de Piazzolla.

6. “El Ángel Vive”.

Por último, la obra que da título a la Suite y que fue la primera en componerse muchos años atrás. 

En el otoño del ’89, el Maestro Astor Piazzolla estaba por comenzar la que sería su última gira con su “Sexteto”. Previamente al concierto de presentación de su grupo musical, fue cuando le entregué como obsequio esta música que le dedicara, a la cual titulé “El Ángel Vive”. 

Al recibirla se dispuso con su bandoneón a tocar los primeros compases… ¿Así soy yo…?, me preguntó. 

Y agregó: ¿Por qué “El Ángel Vive” ?, a lo que respondí: “Ángel” porque usted ha titulado así muchas de sus obras…, y “Vive” porque creo, tal como usted dijo, que su obra se va a escuchar en el año 3000…

“El Ángel Vive” es una pieza musical que ambiciosamente intenta describir el “alma” de este gran músico y compositor. Su eterna inquietud por la superación, su inestimable talento y por sobre todas las cosas su incansable lucha en contra de la mediocridad y el estancamiento artístico.

La Suite, no pretende ser una obra biográfica. Es sólo una selección de instancias de la intensa vida musical de Piazzolla surgida de las charlas con Atilio Talin, su amigo, manager y apoderado por más de 25 años, quien siempre apoyó cada paso de la Camerata Porteña. Tampoco es un homenaje en sí mismo. Mi regalo al Maestro Astor Piazzolla tuvo la suerte de ser dado en mano y recibido con afecto y agradecimiento de su parte.